El caos es bueno para bitcoin y la historia lo demuestra

“El caos es bueno para bitcoin”, escribió Michael Saylor ayer en X (Twitter) tras la escalada bélica entre Irán e Israel. El bitcoiner y presidente de la compañía informática, MicroStrategy, acudieron a la red social para opinar sobre el impacto del conflicto en Medio Oriente sobre el mercado de bitcoin (BTC).

El ataque con drones iraníes contra Israel está alimentando los temores globales de una guerra mayor. Sin embargo, es probable que el impacto en el mercado de las criptomonedas sea de corta duración.

La anterior afirmación sale de algunos analistas como el CEO de Galaxy Digital, Mike Novogratz, quien está convencido de que el precio de bitcoin reanudará su tendencia alcista tan pronto como pase el miedo por el conflicto desatado en el Medio Oriente.

Los comentarios de Saylor y Novogratz no son aislados, más bien han quedado demostrados por lo sucedido en otros momentos de la historia de las criptomonedas.

Por ejemplo, cuando Rusia invadió Ucrania el 24 de febrero de 2022, el precio de bitcoin rondaba los 39.000 dólares. Y posteriormente, a medida que escalaba el conflicto, los precios del mercado de las criptomonedas cayeron debido a la incertidumbre y la aversión al riesgo entre los inversionistas.

Más tarde, el precio de bitcoin subió y el 1 de marzo de ese mismo año se recuperó, alcanzando los 44.000 dólares. Después de repetidas fluctuaciones, el precio de BTC se disparó a medida que se reafirmaba la narrativa de que la moneda digital es el único medio de preservar el valor durante la guerra.

Otro hecho que demostró que el caos puede ser bueno para bitcoin, fue cuando Hamás atacó a Israel el 7 de octubre de 2023.

En ese momento el precio de BTC estaba alrededor de los 28.000 dólares, pero este retrocedió un 6% en los días posteriores a ese ataque. No obstante, el 25 de octubre, el precio subió a 35.000 dólares.

Lo mismo sucedió el 27 de octubre, inmediatamente después de la invasión israelí a la Franja de Gaza, BTC volvió a caer casi un 5%, pero siguió aumentando después.

En definitiva, la inestabilidad geopolítica impacta en el precio de bitcoin en el corto plazo.

Sin embargo todo comienza a cambiar de nuevo para la invención de Satoshi Nakamoto cuando los inversionistas trasladan sus fondos hacia activos que consideran más seguros. Con el paso del tiempo, el precio repunta a medida que se extiende la percepción de que bitcoin es un medio de protección durante la guerra.

El índice de miedo y codicia es alcista

En el contexto actual, cuando se habla de la posibilidad de que estalle la Tercera Guerra Mundial, el sentimiento en el mercado de bitcoin es casi incorregiblemente alcista y así lo refleja el índice de miedo y codicia, el cual se inclina hacia la avaricia con un promedio de 72 puntos.

Tras la caída del mercado de BTC registrada ayer, el sentimiento del mercado sólo ha pasado de la “codicia extrema” a la “codicia”. Es una señal de que los inversionistas mantienen la expectativa de que bitcoin seguirá aumentando de precio en lo sucesivo.

La comunidad parece haber madurado lo suficiente como para entender que algunos factores, como la incertidumbre política pueden impactar directamente en el precio, pero no de manera tan profunda como para causar un inmenso dolor producto de grandes pérdidas.

La sabiduría colectiva se refleja en el llamado de algunos holders, quienes invitan a comprar cuando los cañones estén rugiendo. Ante un escenario de guerra, muchos prefieren mantener la calma y confiar en la naturaleza cíclica del mercado.

Fuente

Click to rate this post!
[Total: 0 Average: 0]
Show More