Cada vez más argentinos guardan sus bitcoins en cajas de seguridad

El almacenamiento seguro de las claves privadas o de una hardware wallet es una prioridad absoluta para usuarios de Bitcoin y criptomonedas. Una estrategia que reúne más adeptos con el paso del tiempo es el uso de cajas de seguridad custodiadas por empresas especializadas para blindar los dispositivos o la información necesaria para acceder a ellos.

Juan Piantoni, presidente de la Cámara Argentina de Empresas de Servicio de Alquiler de Cajas de Seguridad (CAESAC) y con más de 10 años de experiencia en el rubro en INGOT, habló con CriptoNoticias sobre el servicio que ofrecen las compañías de ese sector en torno al resguardo de criptomonedas.

El nivel de consultas aumentó entre un 15% y un 20%, aseguró, «al menos abiertamente, porque quizás el uso sea mayor y nosotros lo desconocemos». El entrevistado aclara que la cifra exacta es difícil de precisar, dado que la gente «suele ser reservada con lo que guardan en sus cajas de seguridad», pero «sí que hay un aumento en consultas sobre el resguardo de wallets de criptomonedas».

Las claves privadas y las wallets son «algo que la gente suele guardar en su casa, en un cajón, por ejemplo», relata. Pero remarca que el riesgo de hacerlo es muy alto, «no solo por robos o pérdidas, sino también por incendios, inundaciones u otras situaciones que puedan generar pérdidas».

El interés creciente motiva la intención de la CAESAC de acercar el servicio a usos no convencionales, categoría en la que entran las wallets de criptomonedas. Desde luego, es un servicio más útil para fines de atesoramiento a largo plazo que para quienes hacen trading de manera cotidiana o esporádica, aclara, por la inconveniencia de acercarse a las instalaciones cada vez que se desee usar la hardware wallet resguardada.

El rango etario de los clientes interesados en el tema oscila entre los 35 y 50 años, asegura Piantoni. El costo promedio de las cajas de seguridad para guardar criptomonedas —claves privadas o hardware wallets— en ellas es de ARS 24.000 al mes (equivalentes a USD 28 al cambio oficial del 24 de enero de 2024).

La CAESAC, entidad que preside Juan Piantoni, se creó en septiembre de 2023 y está compuesta por varias empresas de esa industria. Su objetivo es promover la transparencia en el sector, que no está regulado por organismos oficiales, para resguardar al usuario final de estafas y riesgos.

¿Tercerizar la custodia o «ser tu propio banco»?

Añadir un intermediario entre las claves privadas y el usuario va en contra de uno de los principios del mundo de las criptomonedas: Not your keys, not your coins («Si no son tus llaves, no son tus monedas»). Y también difiere del lema «sé tu propio banco» (BYOB, por sus siglas en inglés).

Si bien Piantoni confiesa no ser usuario de criptomonedas, dice estar de acuerdo con ese concepto, pero también destaca que la capa de seguridad extra que se consigue con las cajas de seguridad es muy valiosa. «El mundo de las criptomonedas me gusta mucho y tengo relación con personas de ese ambiente. Lamentablemente, sobran casos de fraudes y errores de tenedores de criptomonedas en todo el mundo que llevaron a la pérdida de dinero».

A continuación, especificó casos concretos como la pérdida de contraseñas, fallecimientos y otras eventualidades que pueden obstaculizar, incluso de forma permanente, el acceso a criptomonedas. «Falta una cultura de responsabilidad individual y tomar las medidas preventivas ante emergencias», evalúa. El servicio que ofrece las empresas de cajas de seguridad «son un resguardo más» en este sentido, concluye.

Fuente

Click to rate this post!
[Total: 0 Average: 0]
Show More